Menu opener
Idioma y moneda Idioma y moneda Idioma y moneda

Escapada de naturaleza, ¡te dejamos nuevas ideas!

Hace unas semanas en nuestro blog, podías leer un artículo con ideas más que originales para una escapada de naturaleza. Seguimos afirmando que Mayo es el mes ideal para buscar la mejor oferta econochic© y smartsleep©.

 

Parque Natural de Pagoeta. Guipúzcoa

A escasos kilómetros de San Sebastián y de cualquiera de sus hoteles económicos se encuentra esta verdadera joya. Encaramado sobre el mar, a poca distancia de las playas de Zarautz pero con un inconfundible olor rural. Un espacio en el que perderse entre caseríos y granjas, entre vacas, caballos, prados y manchas boscosas que ofrecen en estas fechas todo el esplendor de la más absoluta primavera. El parque cuenta con un sinfín de recorridos señalizados para hacer a pie o en bicicleta, y para aquellos que viajen con niños ofrece la posibilidad de visitar el Parque Botánico de Iturraran o el complejo hidráulico de Agorregi, que incluye una herrería y un molino, y que permite hacerse una idea de cómo era la vida hasta hace poco en estos parajes mágicos, de nieblas, leyendas y oscuros hayedos en los que el sol casi no se atreve a entrar.

 

Parque Natural de la Sierra de Baza. Granada

Granada es, obviamente, su Alhambra, el Albaicín y la impresionante majestuosidad de Sierra Nevada presidiéndolo todo. Pero hay otra Granada esperándote para una escapada de naturaleza inolvidable. Es una Granada menos transitada, más humana y habitada desde el Paleolítico, que tiene en la Sierra de Baza y sus alrededores un magnífico ejemplo. Situado en una extensa planicie de altura, con cimas que superan ampliamente los 2.000 metros, el parque cuenta con magníficos pinares en los que pasear, que destacan sobre un paisaje agreste, duro, en el que la huella del hombre se ve aquí y allá en pequeños pueblos abandonados, en explotaciones mineras en desuso o en los centenares de casas-cueva que, metro a metro, sus habitantes han ido horadando en la tierra hasta hacer de ellas espacios habitables, majestuosos en algunos casos. A ello se une una gastronomía variada y contundente y la posibilidad de pernoctar en uno de los hoteles econochic© y smartsleep©

 

Parque Natural del Cap de Creus. Girona

La fama de fin del mundo que acompaña a Finisterre bien podría compartirse con el Cap de Creus. Las características son las mismas: un faro, un paisaje rocoso contra el que baten las olas y la inmensidad del mar hasta donde se pierde la vista. Precisamente, lo más sugerente de este enclave está bajo la superficie, en uno de los mejores sitios de buceo de la península. Un lugar que también se puede disfrutar desde un velero o en cualquiera de esas recónditas calas en las que recibir los primeros días de calor del inminente verano. Fuera del mar, un paisaje típicamente mediterráneo, de escasos árboles a causa de la inmisericorde Tramuntana, pero rico en aves y pequeños reptiles para los que gusten de entretenerse observando la fauna. La capital provincial, Girona, y la cercana Figueres cuentan con una amplia oferta de hoteles asequibles desde los que planear esta escapada.