Figueres: vacaciones entre el surrealismo de Dalí y juguetes antiguos

La tierra de Dalí, uno de nuestros más ilustres pintores de los últimos tiempos; y del inventor del primer submarino Narciso Monturid, se presenta ante el visitante como un conjunto histórico aderezado con el surrealismo del artista de los bigotes retorcidos. Gracias a la riqueza de esta localidad fronteriza, cerca de la línea que separa España y Francia, unas vacaciones en ella pueden aportar unos días muy especiales entre museos y patrimonio histórico. Una buena oportunidad para hacer la maleta y pasar unos días en un hotel barato en Figueres y descubrir un sinfín de cosas nuevas.

Museos que visitar en Figueres

Vista de una de las partes del Teatro-Museo de Dalí en Figueres

El Teatro-Museo de Dalí es una parada obligatoria en el itinerario en torno a la ciudad. Las maravillosas creaciones del pintor sorprenderán al visitante. Construido sobre las antiguas ruinas del Teatro de Figueres en 1974, ha de tomarse como un todo, ya que el artista así lo concibió: como una experiencia para quien quisiera adentrarse en ella. Actualmente, y hasta el 30 de septiembre, puede visitarse de 9 a 20 horas. En octubre, el horario es de 9.30 a 18 horas. Las entradas individuales tienen un precio de 12 euros y la reducida de 9 euros.

Otro espacio cultural interesante es el Museo del Juguete de Cataluña, que se encuentra en las dependencias del antiguo Hotel París. Las instalaciones exhiben más de 4.000 piezas, algunas de las cuales pertenecieron a personajes ilustres como Federico García Lorca, Joan Miró, Quim Monzó o, cómo no, Salvador Dalí.

Patrimonio histórico

La Iglesia de Sant Pere es otro de los motivos por los que buscar un hotel barato en Figueres y viajar a visitar esta localidad de Girona. Aunque inicialmente fue edificada bajo las directrices del románico, más tarde, en el siglo XVI fue reedificada en el gótico. En el siglo XVIII se le añadió además el crucero y el ábside.

La Rambla es el paseo central de la ciudad y en torno a ella conviven edificios de estilos bien diferentes: desde algunos tocados con la magia del modernismo hasta otros más eclécticos, novecentistas, racionalistas, neoclásicos o del barroco. Un camino que recorrer sin perder detalle de todo lo que se encuentra alrededor del paseante, cámara en mano para inmortalizar tanta belleza de tiempos tan diferentes en este maremágnum de arquitectura singular.

El Castillo de san Fernando es otro de los lugares en la lista de las mejores cosas de Figueres. Se alza sobre una colina, al final de la Pujada del Castell, donde el visitante va a encontrar una fortificación militar construida en el siglo XVIII de 32 hectáreas con un perímetro de 3.120 metros. Tenía capacidad para 6.000 soldados y en las cisternas que se encuentran en su interior caben nada menos que diez millones de litros de agua. Para visitarlo hay que tener en cuenta sus horarios: hasta el 15 de septiembre está abierto de 10 a 20 horas y después de 10.30 a 18 horas. A partir del último domingo de octubre la apertura se reduce y se puede acceder de 10.30 a 15 horas.

Gastronomía de Figueres

La combinación de materias primas de la montaña y el mar es el punto fuerte de la cocina de este lugar. Gracias a los económicos precios que se pueden encontrar en un hotel barato en Figueres, podremos aprovechar el resto del presupuesto para deleitarnos con la gastronomía de la zona. El pollo, el conejo con langostas, el pescado de la Costa Brava, la ternera con hortalizas, frutas o verduras son algunos de los platos con los que vivir la auténtica cocina de Figueres.

¿Por qué no te animas a reservar un hotel barato en Figueres y conocer todo lo que tiene que ofrecerte?

 

Author description

sidorme-user

About the author: