Una tentación de caña y tapa al estilo de Granada

Hay ciudades capaces de conquistar al visitante por la vista pero también por otros sentidos entre los que el del gusto gana por goleada. Andalucía es conocida por sus rincones de ensueño y por sus tapas, una cuidada selección de pequeños tesoros gastronómicos que han hecho populares fuera y dentro de las fronteras españolas a algunos escenarios como la mítica Granada.

Miles de personas caen cada año en la tentación de perderse entre las calles de esta mágica ciudad disfrutando de su historia, así como de la mejor oferta de caña y tapa de la geografía española. Y es que, este enclave privilegiado repleto de matices cuenta, de igual manera con el aliciente de ser un destino económico en el que se puede degustar una gastronomía de primera a precios más que asequibles y descansar con todas las comodidades y servicios sin realizar grandes desembolsos, si el visitante apuesta por alojarse en un hotel barato en Granada.

De la majestuosidad de la Alhambra al tentador barrio del Albaicín

La ciudad de Granada ofrece diversas rutas en las que es posible combinar y disfrutar al máximo de una amplia oferta de cultura, diversión y buena cocina. Una serie de itinerarios cautivadores en los que, entre otras opciones es posible dejarse sorprender por la grandiosidad de un monumento como la Alhambra y reponer fuerzas dando un paseo entre las calles del conocido barrio del Albaicín probando, en cada uno de sus diferentes bares las mejores y más demandadas tapas andaluzas.

Y es que, si algo asombra al visitante que llega desde el extranjero es esa forma curiosa de complacer a la clientela que caracteriza a la mayoría de establecimientos de Granada especializados en esta oferta gastronómica. Una forma de agasajar a los comensales e invitarles a abrir el apetito en la que cuando uno pide una caña o una bebida, la tapa está incluida y llega a la mesa de manera completamente gratuita.

Tradición y propuestas vanguardistas sin perder la esencia de la gastronomía andaluza

Para muchos este guiño es una auténtica invitación para descubrir las riquezas de la cocina granadina en la que el jamón y los embutidos, la fritura y el marisco suelen ser los mejores anfitriones. Con unos ingredientes de primera, el universo de las tapas se ha ido modernizando sorprendiendo con mezclas de sabores y presentaciones arriesgadas, así como con auténticas tapas gourmet capaces de conquistar a los paladares más exquisitos.

Disfrutar de un hotel barato en Granada es la combinación perfecta para un viaje marcado por el ocio y la buena gastronomía

Junto al barrio del Albaicín, Granada cuenta con otros puntos clave en los que disfrutar de esta jugosa oferta de caña y tapa, en la que también tienen un hueco reservado en la parte alta de la tabla la concurrida zona peatonal llena de bares y restaurantes de la calle Navas, el área cercana a la Plaza de Toros o para quienes no tengan inconveniente en desplazarse un poquito más lejos, el ajetreado barrio de La Chana.

La suerte de comer bien y descansar a lo grande en un hotel barato en Granada

En cada uno de estos escenarios, los comensales pueden disfrutar de auténticas creaciones que entre la tradición y la modernidad dibujan a la perfección la esencia más pura de Andalucía. Una invitación que lleva aparejada la posibilidad de amenizar estos buenos ratos alrededor de la mesa, al compás de los acordes de la guitarra, el ritmo de las palmas y la magia de los mejores cantaores de flamenco.

Granada se presenta así como una ciudad completa y asequible para todo tipo de públicos. Un punto neurálgico para los amantes de la gastronomía, el patrimonio arquitectónico y el ocio con mayúsculas, en el que es posible disfrutar de todo a los mejores precios y sin perder la calidad de unos servicios y un reconfortante descanso en un hotel barato en Granada.

Si quieres disfrutar a lo grande de una ciudad con auténtico arte, por qué no te dejas seducir por las propuestas que Sidorme pone a tu alcance.

Author description

sidorme-user

About the author: